Trabajadoras Misioneras de la Inmaculada

De la Familia Misionera "Donum Dei" (Don de Dios)

En 1947, el Padre Roussel escribe:
"Las multitudes alejadas de Dios me atraen. Quisiera evangelizarlas por medio de jóvenes totalmente entregadas a Dios..."

 

IDENTIDAD CARISMA Y MISION
De la Sociedad de Vida Apostólica Donum Dei
Llamadas “Trabajadoras Misioneras de la Inmaculada”


Las Trabajadoras Misioneras de la Inmaculada, somos miembros de la Sociedad de Vida Apostólica Donum Dei.

Fundadas por el padre Marcel Roussel Galle el 11 de febrero de 1950 en Francia. Movido por el ardiente deseo de hacer conocer el amor de Cristo a la humanidad descristianizada, recibió la inspiración del Espíritu Santo para reunir a jóvenes, que se consagraran a Cristo para siempre a través del Acto de ofrenda al Amor Misericordioso de Dios, de Santa Teresita de Lisieux.

Somos vírgenes cristianas que respondiendo al llamado de Cristo: “Ven déjalo todo y sígueme” (Mt 5,28), nos ofrecemos a Él para siempre y participamos a la misión redentora de Cristo ‘Reproduciendo Su encuentro con la mujer samaritana en el pozo de Jacob’ (Jn. 4).

Nuestra misión es de hacer entender el grito de Jesús “Dame de beber” a los hombres y mujeres de nuestro tiempo y de conducirlos a la fuente del ‘Agua Viva’ “Si conocieras el don de Dios”.

La Virgen Inmaculada, es para para nosotras el modelo perfecto de una vida virginal y esponsal.

Aprendemos a amar a Dios y a hacerlo amar siguiendo el camino de infancia espiritual de Santa Teresita de Lisieux y de la doctrina de San Francisco de Sales.

Nos comprometemos con nuestra sociedad contemporánea testimoniando de la misericordia de Dios a la manera de Santa Juana de Arco, virgen totalmente consagrada a Cristo y comprometida en pleno corazón del mundo.

Vivimos los consejos evangélicos de: pobreza, castidad y obediencia en un espíritu de familia internacional al ejemplo de la Santa Familia de Nazaret.

Realizamos nuestra vocación misionera a través de nuestro trabajo, por el testimonio de toda nuestra vida y por las diferentes actividades apostólicas como: catequesis, centros de espiritualidad, restaurantes “L’Eau Vive” como medio de evangelización, atención espiritual a los enfermos, los presos, las familias pobres, centros de formación para jóvenes desfavorecidas, orfelinatos, asilo nido, etc.

Participando así a la misión evangelizadora para ayudar a que todo hombre y toda mujer pueda recibir por y con la Inmaculada el ‘Don de Dios’ Jesucristo rico en misericordia y perdón: “Si conocieras el Don de Dios”.

 
 
 
Documento sin título

L´Eau Vive de Argentina :: Constitución 2112, Luján - Buenos Aires ::

Tel/Fax 02323-421774 - WhatsApp: +5411- 2617-4315

email: leauvive@speedy.com.ar

desarrollo web por debuencomer.com Argentina