Trabajadoras Misioneras de la Inmaculada

De la Familia Misionera "Donum Dei" (Don de Dios)

En 1947, el Padre Roussel escribe:

"Las multitudes alejadas de Dios me atraen. Quisiera evangelizarlas por medio de jóvenes totalmente entregadas a Dios..."


El fundador, el Padre Marcel Roussel Galle, sacerdote francés, nació en Fins (Francia) en 1910 y falleció en Roma 1984.

Movido por el ardiente deseo de llevar a Cristo a la sociedad descristianizada, recibió la inspiración del Espíritu Santo para reunir a jóvenes que se ofrecieran a Dios para siempre, para evangelizar en los diversos sectores de la sociedad contemporánea.

El 11 de febrero de 1950 empezó con ellas, la FAMILIA MISIONERA DONUM DEI.

Esta familia espiritual esta afiliada a la Tercera Orden Secular Carmelita.

► En esta misma Familia Misionera Donum Dei, existe también la rama de:

• Trabajadores Misioneros de la Inmaculada, que son laicos o sacerdotes que viven su donación total a Cristo en la Famita espiritual según sus estatutos propios y también viven en comunidad internacional. (Esta rama esta en sus inicios).

• Miembros de la Fraternidad Donum Dei, compuesto por familias, laicos, jóvenes, y no viven en comunidad y buscan de vivir la fidelidad a la Alianza cada uno según su estado propio de vida.

(para saber mas: www.fmdonumdei.org)

¿Qué es una Trabajadora Misionera de la Inmaculada?

Una Trabajadora Misionera de la Inmaculada, es una Virgen cristiana que respondiendo al llamado de Cristo: “¡Ven! Déjalo todo y sígueme”, se ofrece para siempre al Amor Misericordioso de Dios, al ejemplo de Santa Teresita, en una consagración laical.

No hacen votos, pero viven el ‘Consejo evangélico’ de pobreza, obediencia y castidad en la Virginidad.

Ponen todo en común, compartiendo con sus hermanas de distintas razas una vida de Familia Internacional.

Su vocación es de invitar a todos los hombres a beber de la fuente del Agua Viva por medio de su ejemplo y de la fuerza de su vida de oración.

Esta dispuesta a partir en la obediencia a cualquier país donde es enviada para el servicio de Dios y la santificación de los Hombres.

 
Una Trabajadora Misionera de la Inmaculada es Esposa de Cristo: “Tu Señor te desposara” (Is 62,5)
“Es una locura pensar que Cristo puede invitar en el recogimiento interior, a un matrimonio espiritual a simples laicos. Y Bien, es locura también sobre la Cruz ese matrimonio espiritual de Cristo con su Iglesia”

Por eso una Trabajadora Misionera de la Inmaculada lleva consigo una alianza en el dedo porque su corazón a encontrado un SER que ella ama sobre todas las cosas y ela se siente amada. Ella se ha ofrecido con todo su ser, con toda su alma. Su elección esta hecho. (Padre Marcel Roussel – 1954)

Una Trabajadora Misionera de la Inmaculada es Contemplativa en el mundo, De la misma manera que una carmelita no contempla solamente en la capilla sino también en el jardin o en la recreación, así una Trabajadora misionera de la Inmaculada continua su vida de oración y contemplación en medio de su trabajo. Ellas son Misioneras a través de su trabajo.
Una Trabajadora Misionera de la Inmaculada es "Carmelita en el mundo", vive su contemplación á través de su trabajo cuotidiano y de sus actividades apostólicas.
Ellas tienen a Maria como modelo y Madre. Y como signo de su pertenencia llevan el Escapulario de Nuestra Señora del Monte Carmelo.

 
Figuras que alimentan su espiritualidad:

- Santa Teresita del Niño Jesús, profundizando y llevando el Amor Misericordioso de Dios a todo hombre.
- Santa Juana de Arco, por el camino de oración y obediencia: "Dios Primer servido"
- San Francisco de Salles que les recuerda lo esencial del ‘deber de estado’

 
Documento sin título

L´Eau Vive de Argentina :: Constitución 2112, Luján - Buenos Aires ::

Tel/Fax 02323-421774 - WhatsApp: +5411- 2617-4315

email: leauvive@speedy.com.ar

desarrollo web por debuencomer.com Argentina